Nuevo comienzo

Han pasado aproximadamente tres semanas desde la última vez que escribí. Llegó la vuelta a casa, el reencuentro con mis amigos, las navidades, las reuniones familiares, las noches de fiesta… Me he sentido no muy bien durante este tiempo. Me consumía la ansiedad, la rabia, la angustia, la culpabilidad, el hambre, la ropa justa, la tristeza…

Pero ahora que mis amigos se han marchado, ahora que mi hermana está haciendo la maleta y yo estoy aquí con los pies fríos, la vista y la mente cansadas, y el ánimo intermitente, ha llegado el momento de hacer por mi. 

Me esperan cerca de seis meses en esta nueva circunstancia. En casa, con mamá, con papá, con los perros, sin nadie con quien tener una noche loca, sin clases. Solo yo. Y ha llegado el momento de dominarme, de sobrevivir y demostrarme que van a cambiar algunas cosas.

Creo que un buen comienzo sería preguntarme qué quiero hacer, qué quiero cambiar.

          1. Quiero sacar un diez en el examen. 

Al afirmarlo, algo dentro de mí siente miedo, como si fuese incapaz. Creo que nunca antes me había planteado una meta así. Jamás había pensado en lograr un diez en un examen de ningún tipo. Ni si quiera cuando era más pequeña y mucho mejor estudiante.

Pero creo que ya es hora. Yo quiero estudiar la carrera de medicina, y allí nunca darán seis meses para estudiar una materia perfectamente practicable en dos. Así que voy a hacer todo lo que esté en mis manos para hacer ese examen perfecto.

Para ello voy a aprender la materia como si fuese la tabla de multiplicar por tres.

          2. Quiero ponerme en forma. Ponerme en forma de verdad y para siempre.

Transformarme en una deportista. Quiero tener una figura esbelta y espigada, con curvas y músculo, y que la ropa me siente estupenda. Quiero sentirme sana y fuerte y segura de mí misma. Quiero que cuando cumpla treinta años me sienta ágil, enérgica y guapa.

Voy a integrar el ejercicio físico en mi vida de forma regular para siempre, cosa que nunca he conseguido, pro ya es hora.

          3. Quiero devolver a mi madre lo mejor que pueda los esfuerzos que ha hecho por mí.

Me propondré librarla de todas las tareas molestas de la casa y hacerla sentir libre y descansada. Se lo debo, y tengo ganas de verla relajada y tranquila, de agradecerle todo lo que hace.

Ella me ha propuesto, además, que busque trabajo, porque con mi edad, y la situación económica que superamos, no vendría mal, y es una forma de empezar a adquirir responsabilidades adultas, asíque dedicaré parte del tiempo que tenga a buscarlo, y si tengo suerte, a ejercerlo. Aunque tengo que admitir que, alomejor por ser la prmera vez, me da parte de miedo.

Por ahora, estas son las principales metas de estos seis meses que empiezan mañana. Y voy a ir a por ellas con todas mis fuerzas.

07/01/2014

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s